Nuevo doblete de Red Bull en un desastre de Ferrari

El equipo Red Bull se anota el segundo doblete de la temporada en un GP de España con un ambiente memorable. Max Verstappen fue primero y ´Checo´ Pérez segundo. Los que estuvieron en el Circuit presenciaron la que puede ser la carrera de lo que llevamos de temporada. Charles Leclerc se anotó la pole el sábado y se defendió con maestría de Verstappen en la salida. Su victoria parecía asegurada y abrió distancia con el neerlandés, que más tarde se salió de pista en la curva 4. Pero en un giro de guión de los que a veces nos regala la F1 el motor Ferrari del monegasco dijo basta. La carrera se abrió para la victoria de uno de los dos coches austriacos o incluso la flecha plateada de George Russell. Terminó siendo de Verstappen

El vigente campeón del mundo parecía haber perdido la victoria, pero tras un ritmo a la altura de su talento se metió en la pelea por la segunda posición que a la postre terminaría siendo por el primer lugar. Sin embargo, ambos Red Bull se encontrarían con un obstáculo difícil de batir, el británico George Russell. En un fin de semana de resurrección de Mercedes, el flamante fichaje de la escudería de la estrella volvió a estar a la altura.

Antes de comentar la cronología de esta pelea a tres, cabe resaltar que por primera vez se vivió una disputa entre los dos pilotos de Red Bull. Ambos se sentían con la capacidad de pelear por la victoria. Cuando Pérez estaba detrás de Russell, Verstappen pidió urgentemente un cambio de posición para no perder tiempo en el tren. Y cuando era el dorsal número 1 el que estaba detrás, Checo pidió lo propio. Ambos han quitado hierro al asunto, pero si el mexicano sigue a buen nivel pueden saltar chispas.

Hablando de la pelea, Pérez llevaba bastantes vueltas en las que no era capaz de pasar a Russell. Tras el incidente de Max, el neerlandés acabó detrás de los dos y, como comentaba, pidió un cambio de posición. Terminó detrás de Russell. No obstante, volvió a tener el mismo problema que en clasificación y que es endémico en el Red Bull. Problemas con el DRS. Cada vez que encaraban la recta de meta, era una incógnita si Verstappen iba a disponer de la velocidad extra que otorga la apertura del alerón trasero. Y con esta incógnita, el de Red Bull y el de Mercedes nos regalaron una batalla rueda a rueda memorable, por los ataques sin temor de Max y por la defensa impresionante de George.

Después de todo el lío de las paradas, el mexicano volvió al tren de Russell y Verstappen. Pérez pidió un cambio de posición que no obtuvo, pero acabó detrás del británico tras la parada de su compañero. En este caso, a Sergio le duró pocas vueltas el de Mercedes. A partir de aquí, la victoria ya parecía una batalla entre los dos de Red Bull. Y, finalmente, no hubo mucha batalla porque el ex de Racing Point tuvo que aceptar a regañadientes dejarse pasar. Así Verstappen consiguió una nueva victoria y así fue el primer duelo real entre él y su compañero.

Todo esto fue la pelea por la victoria, pero este GP de España estuvo repleto de acción por todas partes. Inmediatamente detrás de estos tres, está el español Carlos Sainz. Sainz pudo haber firmado perfectamente en Montmeló la peor carrera de su trayectoria. Salió muy mal desde la tercera posición, perdió varios puestos y más tarde tendría una salida de pista en el mismo sitio que Verstappen. Según él mismo comentó, en esta salida dañó el fondo plano, lo que explicaría su flojo ritmo. Aún así terminó en cuarta posición tras los problemas de Hamilton. Podemos decir que salvó los muebles, pero sigue a un nivel bajo.

Precisamente Lewis Hamilton fue el piloto del día para los aficionados. El británico pidió retirar el coche en las primeras vueltas tras un toque con Magnussen en la salida. Se vio penúltimo a más de 30 segundos del penúltimo. Pero firmo una remontada de las suyas, esta vez con peor máquina, y se puso cuarto no muy lejos de su compañero. Sin embargo, tuvo que aflojar bruscamente el ritmo por problemas de sobrecalentamiento y acabó quinto.

La zona de puntos la completan, por este orden: Valtteri Bottas, con otro gran fin de semana, Esteban Ocon, Lando Norris, a pesar de estar muy delicado de salud, Fernando Alonso y Yuki Tsunoda, que está acostumbrando a superar a Pierre Gasly.

Merece la pena detenerse a analizar la carrera de Alonso. Tras una mala clasificación, iba a partir decimoséptimo, pero cambió motor y finalmente sería último. Todo parecía perdido, pero el asturiano se marcó una carrera memorable. Buena salida, buenos adelantamientos, buen ritmo… merece un 10 tras haber regresado a los puntos. Pero Alpine una vez más, deja mucho que desear tras otra parada desastrosa.

Esto fue, resumido, el GP de España del año 2022. Locura estratégica, adelantamientos, duelos entre compañeros… todo ello con un récord de asistencia en las gradas. Sin embargo hay que resaltar las quejas de los asistentes a tenor de la mala organización y la mala protección del calor abrasivo que hubo durante todo el fin de semana.

El Gran Circo cierra sus puertas en Barcelona con nuevos líderes en ambos mundiales, Max Verstappen y Red Bull. Todo está muy apretado, con Checo Pérez con ganas de demostrar y los Mercedes en claro ascenso. Veremos que nos depara el siguiente capítulo de la temporada 2022 este mismo fin de semana, con el histórico GP de Mónaco.

Imagen de Diario Nius

CesarRodriguezRivera
Acerca de César Rodríguez Rivera 8 Articles
Estudiante de periodismo de la UEX Colaborador de MotoSportsOn

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.