Leclerc vuelve a ganar y Sainz sufre un abandono por fiabilidad

La tiranía de Red Bull en la temporada 2022 empieza a tambalearse. Después de la victoria de Ferrari con Carlos Sainz en Silverstone, Leclerc ha hecho lo propio en Austria, territorio de Red Bull. El monegasco no subía al puesto más alto del podio desde el lejano Gran Premio de Australia. Así recorta a Verstappen por segundo fin de semana consecutivo, pero una vez más, menos puntos de los que podrían haber sido. Carlos Sainz iba camino de asegurar la segunda posición y el doblete de Ferrari cuando su motor estalló en plena recta. Un nuevo abandono por fiabilidad para los de Maranello. Así Verstappen pudo conseguir la segunda plaza y tres puntos más que en la tercera. Con todo esto, Sainz pierde definitivamente las opciones de mundial y Leclerc recupera la segunda posición.

El Gran Premio de Austria tuvo muchísima acción en todas las zonas de la parrilla. En la salida, Verstappen y Leclerc no se amenazaron, pero Carlos Sainz tuvo que protegerse de George Russell. El británico entró en una batalla con el español de la que el de Ferrari salió airoso. Pero Checo Pérez amenazaba desde la quinta. Hizo lo mismo que el año pasado con Lando Norris, atacó por fuera en la curva 4. Y una vez más, acabó en la grava. Russell recibió 5 segundos de penalización y Pérez terminó abandonando con daños en su monoplaza. Verstappen se quedaba solo ante los dos Ferrari.

Unos Ferrari que fueron muy superiores durante toda la carrera. Leclerc comenzó pronto a atacar a Verstappen, que viendo la superioridad del monegasco paró y pasó a una estrategia de dos paradas que en su momento parecía arriesgada. El de Red Bull recortaba y se acercaba a los Ferrari. Parecía que en Maranello no tenían nada que temer porque yendo a una sola parada ganarían. Pero apareció la degradación en Austria y con ello dudas sobre quién se alzaría ganador. Pronto se disiparon, porque ambos Ferrari pararon y el ritmo era infernal, con una degradación mucho menor a la de Red Bull.

Leclerc pasó a Verstappen en pista y volvía a tener la victoria en la mano. A igualdad de estrategia, estaba primero en pista. Ahora el neerlandés debía preocuparse de Carlos Sainz. Volvió a parar y volvía a recortar a los Ferrari, pero una vez más cuando los monoplazas italianos pararon, Leclerc le pasó en pista y Sainz iba camino de hacerlo hasta que su motor explotó en plena persecución. Así en Maranello pierden puntos de nuevo por algo ajeno a su ritmo, del que cada vez hay menos dudas.

Con el abandono de Sainz se provocó un Virtual Safety Car, que le venía muy bien a un desafortunado Fernando Alonso. En la clasificación luchaba con los Mercedes, pero recibió daños en su fondo plano y finalmente fue noveno detrás de Ocon y los Haas. Con la carrera sprint de este fin de semana se le abría una posibilidad para resarcirse y remontar, pero su motor Renault ni siquiera arrancó. Por ello salía último en la carrera larga del domingo, con cambio de unidad de potencia incluido. Parecía que su mala fortuna llegó al tope con todo esto, pero no fue así. Luego de una frustrante carrera donde su brutal ritmo se desaprovechaba por verse atascado en trenes de DRS, se le abría una buena oportunidad con el coche de seguridad virtual. Paró por segunda vez para poner neumático medio y salía décimo con gomas mucho más nuevas para remontar. Pero otra vez mala suerte. Durante la parada le ajustaron mal el neumático delantero izquierdo y tuvo que volver a entrar. Así que pasó de salir decimo en la resalida a salir decimocuarto. Mostró su velocidad y acabó decimo rescatando un punto, pero una vez más pierde puntos y oportunidades por factores ajenos a él.

Esto no fue lo único destacado que ocurrió después del Virtual Safety Car, porque la victoria estuvo en el aire. Tanto Leclerc como Verstappen pararon a poner neumático medio, y a igualdad de neumático tampoco debía haber problemas, pero los hubo. El acelerador de Leclerc se mantenía ligeramente activado, lo que complicó mucho la conducción al monegasco. Max Verstappen le recortaba algunas décimas cada vuelta y él sufría mucho en las frenadas, pero finalmente, no perdió la posición.

En cuanto al resto de las posiciones, Lewis Hamilton completó el podio en un fin de semana accidentado donde los haya. Los Mercedes se veían fuertes desde la clasificación, pero ambos acabaron en las protecciones. Russell tenía asegurada una quinta plaza que acabó siendo cuarta por sanción a Pérez, pero no era el caso de Hamilton. Acabó décimo desperdiciando la oportunidad de pelear arriba. En la sprint fue golpeado en la salida y luego sufrió para adelantar a Mick Schumacher por una triste octava posición, desde la que partiría en carrera. Sin embargo, una vez más mostró un ritmo fortísimo en carrera, pero por la remontada perdió mucha distancia con los 3 primeros y no sabremos si les podría haber competido. En cualquier caso, tercer podio consecutivo para él.

Le sigue desde la cuarta su compañero George Russell, que entre el toque con Pérez y la sanción, tuvo que hacer una carrera a la remontada y acabó detrás de Hamilton. El quinto fue el primero de los Alpine, Esteban Ocon. El francés mostró la realidad de ese coche, está para imponerse como el mejor del resto sin problemas. Le siguió en la sexta un Mick Schumacher en claro ascenso. Tercera carrera consecutiva a gran nivel, y nuevamente delante de su compañero Magnussen, que fue octavo.

El séptimo fue el primero de los McLaren, Lando Norris, delante de Ricciardo que fue noveno. Un nuevo fin de semana de disputas en el equipo británico, como suele suceder cada vez que Daniel Ricciardo está a un nivel aceptable. En la sprint el australiano se veía más rápido que Lando y pidió un cambio de posición que no llegó. En carrera durante los primeros compases Norris formó un tren muy amplio de coches y tenía justo detrás a Ricciardo, que seguramente volvió a preguntar si podía pasar. No sucedió y mantuvieron posiciones, pero ya son varias las veces que ha sucedido algo así en McLaren. No obstante, es de justicia decir que en la carrera del domingo Norris sí que llegó a abrir hueco con Ricciardo. Alonso cerró la zona de puntos.

Así fue el Gran Premio de Austria. Una carrera estratégica, pero al mismo tiempo con mucha acción en pista. Cabe destacar que los pilotos estaban influenciados por unos límites de pista muy estrictos este fin de semana. Llegó a haber sanciones, como en el caso de Norris, pero en general la mayoría recibió avisos y tuvo que pilotar con cuidado. Del Red Bull Ring sale Leclerc a 38 puntos del líder Verstappen, con Checo Pérez y Carlos Sainz sin puntuar. En el mundial de constructores, Ferrari está ya a 56 puntos de los austriacos y Alpine ha igualado a McLaren en puntos por la cuarta posición.

Seguiremos el desenlace de esta temporada el fin de semana del 22 al 24 de julio con el Gran Premio de Francia en Paul Ricard.

Imagen de RacingNews365

CesarRodriguezRivera
Acerca de César Rodríguez Rivera 12 Articles
Estudiante de periodismo de la UEX Colaborador de MotoSportsOn

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.