Verstappen se impone con firmeza en Spa

La Formula 1 volvió este fin de semana de su parón por vacaciones en el mítico circuito de Spa. El trazado situado en tierras belgas fue testigo de una de las mayores exhibiciones de contundencia vistas en la categoría reina en varios años. Max Verstappen se alzó victorioso con más de quince segundos de diferencia respecto al segundo clasificado, su compañero Sergio Pérez. Pero es que por si fuera poco lo hizo después de salir decimocuarto por cambiar motor. Cierto es que era decimotercero de forma virtual tras la ausencia de Gasly en la parrilla, pero eso no le quita mérito. Sobre todo, si vemos que es la segunda carrera consecutiva que gana saliendo desde más atrás de la décima posición. Grandísimos campeones como Sebastian Vettel ni siquiera tienen una victoria saliendo desde fuera del top 3, pero el neerlandés ya acumula dos de forma consecutiva. Esta hazaña solo la había firmado previamente Bruce McLaren, enlazando dos victorias en 1959 y 1960. Bien es cierto que Verstappen está ayudado por un gran Red Bull, pero eso no le resta ningún mérito.

El poleman fue por segunda vez en la temporada el español Carlos Sainz. Se la jugó con Checo Pérez en la clasificación por el hecho de que tanto Verstappen como Leclerc penalizaban. Viendo la superioridad del Red Bull en el trazado belga, parecía difícil superar al mexicano, pero Sainz lo hizo por 2 décimas. Ayudado por el rebufo que deportivamente le proporcionó su compañero Charles Leclerc, ni siquiera pudo acercarse a Max Verstappen, que, aún sabiendo que salía desde atrás, le endosó 7 décimas al segundo clasificado que fue el español. Incontestable.

La carrera de Carlos Sainz es inmejorable. No era posible hacer más con la maquina de que disponía. Ferrari, viendo la superioridad de Red Bull, apostó por una estrategia alternativa saliendo con neumático blando. Sainz hizo valer la superioridad de gomas en la salida, pues puso la directa y abrió hueco frente a un Pérez que fue superado por Fernando Alonso y Lewis Hamilton. Recuperaría esta posición después del choque entre Hamilton y Alonso, en el que el inglés reconoció la culpa. Solo duró dos curvas el doblete español con Sainz primero y Alonso segundo. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. El asturiano tuvo bastante suerte de seguir tras el choque, pero fue adelantado por Pérez y Russell. Posiciones que habría perdido igualmente, pero no se le pudo ver luchar.

Hamilton tuvo que abandonar tras el choque y provocó un Safety Car. No cambió nada, porque nuevamente Sainz volvió a abrir un hueco importante con Pérez que estuvo amenazado por Russell, pero aguantó. El español estuvo a unos 2 segundos de Pérez constantemente, pero los blandos se degradaron muy rápido. Por detrás, Verstappen remontó y llegó a la pelea y el mexicano estaba pegado. El que no pudo llegar fue Charles Leclerc, que iba a la par de Verstappen hasta que tuvo que parar por problemas con un “tear-off” -según imágenes, podría ser del propio Max- que se le quedó en la suspensión y le obligó a entrar a box y volver al fondo de la parrilla.

Sainz paró a poner un medio y fue recortando a los dos Red Bull para seguir en la pelea. En este punto, fue realmente alucinante que a Verstappen le duraran bastante más los neumáticos blandos que llevaba que a su compañero Pérez los neumáticos medios. Verstappen pasó a Pérez en pista.

Pararon al neerlandés principalmente por una cuestión estratégica, porque realmente no mostraba signos graves de degradación y sus tiempos eran competitivos, pero Sainz se acercaba. Una vez pararon ambos Red Bull, no hubo carrera. El español de Ferrari solo pudo ver como ambos Red Bull le adelantaban con facilidad a pesar de que él iba al máximo. Y lo que era una pelea por la victoria, se transformó en una pelea por mantener el podio. George Russell se mostró más rápido en las últimas vueltas. El neumático duro tampoco dio una ventaja a Ferrari, y el británico también tenía menos degradación. Aun así, Sainz culminó su gran carrera aguantándolo a una distancia nunca menor de segundo y medio, sacándole algunas décimas en las últimas vueltas para mantener el podio. Russell tuvo que conformarse con la cuarta plaza, pero una vez más se demostró que Mercedes en carrera está en la lucha, aunque sufran en clasificación. Estas fueron las cuatro primeras posiciones.

En quinta posición terminó un gran Fernando Alonso. Saliendo desde la tercera posición, el podio era difícil de mantener y tras el incidente con Hamilton se hizo imposible, pero no mostró fisuras en ningún momento de la carrera. Sebastian Vettel fue el que más guerra le dio, aparte de los pilotos que iban en distinta estrategia cuando el asturiano paraba antes y les tenía que adelantar, pero tuvo buena velocidad siempre. Realmente fue sexto, pero Leclerc fue penalizado por exceder la velocidad en el pit- por un kilometro por hora- y cayó a la sexta plaza para que Alonso suba a la quinta. Una carrera muy complicada para el monegasco, lejos de todas las peleas tras tener que parar durante el Safety Car, que culminó con este error propiciado por un intento bastante innecesario de poner blandos para buscar la vuelta rápida. Salió detrás de Alonso y se complicó un quinto puesto que tenía asegurado y acabó perdiendo.

El séptimo fue Esteban Ocon, que no subió a la sexta plaza por la sanción a Leclerc por décimas de segundo. El francés protagonizó un muy buen Gran Premio, quizá fue más rápido que su compañero Alonso en esta ocasión, pero también penalizaba como otros tantos pilotos, por lo que tuvo que remontar. Veremos en los próximos Grandes Premios si esta tendencia se mantiene o simplemente Esteban fue mejor en este circuito, también ayudado por un motor más fresco en un circuito de mucha importancia para las unidades de potencia.

Detrás de Ocon acabó Sebastian Vettel en el octavo puesto, otorgando confianza a los incrédulos con el cambio de Fernando Alonso al equipo Aston Martin. Los británicos siempre sufren en clasificación para pasar de Q1, pero en carrera habitualmente muestran un ritmo bastante competitivo. Esta vez el alemán se mostró superior a su compañero Stroll, y salía en décima posición tras las sanciones.

Cerraron la zona de puntos dos pilotos que merecen un gran reconocimiento en esta carrera: Pierre Gasly en la novena plaza y Alexander Albon en la décima. Gasly lleva una temporada muy difícil, con falta de ritmo tanto por su parte como por parte de su Alpha Tauri. En esta ocasión se vio obligado a salir desde el pit lane a última hora por problemas, y acabó firmando esta novena plaza que de seguro le dará mucha confianza.

Y Alexander Albon fue, simplemente, uno de los hombres del fin de semana. Con su Williams se metió en Q3 y casi asalta la octava plaza de Russell, por menos de una décima, para salir octavo. Finalmente lo hizo desde la sexta tras las sanciones, y mantuvo una décima posición para conseguir un valioso punto para su equipo. Tuvo un tren de coches detrás suya la mayoría de la carrera, pero ese monoplaza era realmente veloz en la gran recta de Kemmel, y el británico pudo retener a todos los pilotos.

Aparte de todo esto, hay dos equipos que salen en mala posición de Spa: McLaren y Haas. El equipo McLaren acostumbraba a estar peleando con Alpine o cerca de Alpine, pero en esta ocasión con ninguno de sus coches fue posible. Norris penalizaba y no pudo remontar, y Ricciardo sigue sin mostrarse poderoso en pista.

Por otro lado, el equipo Haas, que se mostraba renovado y fuerte a principios de temporada, ha vuelto al pozo de 2021 en esta carrera: ambos coches estuvieron muy lejos en ritmo de todos los demás. Una vez más, han vuelto a perder fuelle a mitad de temporada, pero esta vez es de forma estrepitosa. Veremos en que queda esto.

Y así fue el Gran Premio de Bélgica. Al menos, esta vez hubo carrera, no como en 2021, pero no la pudimos disfrutar demasiado porque todo se decidió muy pronto. Ahora los equipos encaran el Gran Premio de Países Bajos, donde tendremos que ver si Red Bull sigue apabullando, si Ferrari despierta, si Mercedes se acerca, que pasa con McLaren y Alpine o si hay progreso en Aston Martin, entre otras cosas.

Todo ello lo veremos en el histórico Zaandvort este mismo fin de semana, en casa de Verstappen. El primer puesto del vigente campeón en el mundial de pilotos y el de Red Bull en el de constructores parecen bastante asegurados, pero de ahí para abajo hay muchas peleas interesantes, como las de Ferrari y Mercedes o McLaren y Alpine, más otras sorpresas que puedan aparecer.

Imagen de SoyMotor

CesarRodriguezRivera
Acerca de César Rodríguez Rivera 16 Articles
Estudiante de periodismo de la UEX Colaborador de MotoSportsOn

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.