Pérez presenta su candidatura al mundial bajo la lluvia de Mónaco

Y al enésimo intento, volvimos a tener un GP de Mónaco frenético, con la primera victoria de Checo Pérez en la temporada. Sainz y Verstappen le siguieron de cerca en el podio, con el héroe local, Charles Leclerc, cuarto tras una pésima estrategia de Ferrari. La locura se apoderó de las calles del principado antes incluso de que la carrera viera bandera verde. Se preveía una carrera en seco, pero la lluvia sorprendió a todos los integrantes de la parrilla, incluido a los sistemas de salida, que debido a las precipitaciones se averiaron y retrasaron el comienzo. Todo esto lo supimos después, pero en el momento la incertidumbre fue total. Cuando se pudo salir, la pista estaba muy peligrosa y hubo que parar de nuevo. Finalmente, la carrera pudo arrancar. Eso sí, con una salida lanzada.

Ya conocemos los problemas para adelantar en Mónaco que, obviamente, se multiplican con lluvia. Los 4 de cabeza, Leclerc, Sainz, Perez y Verstappen, mantenían sus posiciones sin problemas, con los Ferrari en general y Charles Leclerc en particular mostrándose más fuertes que los dos Red Bull.  Recordemos que en la Formula 1 existen dos tipos de compuesto para lluvia, los extremos, para cuando la pista está complicada y los intermedios, para cuando se va secando. Todos salieron con neumáticos de lluvia extrema, pero en las primeras vueltas hubo pilotos que pararon para poner intermedios. Fue el caso de Pierre Gasly, que mostró un ritmo muy poderoso, cerca de los tiempos de los punteros con su Alpha Tauri. Y sembró la duda sobre si parar o no.

La estrategia que tanto Ferrari como Red Bull querían llevar a cabo era la de pasar de neumáticos extremos a intermedios y luego a seco. Pero el español Carlos Sainz dejó claro desde el primer momento que quería pasar de los neumáticos de lluvia extrema a los secos directamente. Una estrategia arriesgada, pero ambiciosa. Ferrari llegó a pedirle parar para los intermedios, pero el les convenció de seguir su propia estrategia. Así las cosas, los dos Red Bull fueron los primeros en parar para montar intermedios con el objetivo de adelantar a ambos Ferrari. Llegados a este punto, la diferencia de neumáticos era abismal y parecía que los de Maranello aplicarían la estrategia de Sainz a ambos coches. Sin embargo, fueron conservadores con Leclerc, le hicieron parar para intermedios y salió detrás de ambos Red Bull. Los italianos destrozaron la carrera del piloto más rápido del fin de semana en su Gran Premio de casa.

Mientras tanto, la estrategia de Sainz parecía ganadora. Siguió con su compuesto de lluvia extrema y los pilotos de detrás le recortaban a pasos agigantados, pero todos tendrían que parar para poner neumáticos de seco, con lo que el madrileño saldría primero. Y así parecía que sería, pero cuando el español de Ferrari paró para poner neumáticos duros, se encontró con el doblado Nicholas Latifi, que tardó una eternidad en dejarle pasar y Sainz perdió muchísimo tiempo. Así Pérez paró y salió delante del español. En este punto de la carrera en que se pasó de compuestos de lluvia a compuestos de seco, Ferrari estuvo a punto de hacer perder incluso más posiciones a Leclerc. Sainz estaba delante y paró el primero, pero los italianos pidieron al monegasco quedarse fuera en el último momento. Por suerte para él, era tarde y entró de todas formas, con un buen doble pitstop de los de Maranello. Si hace caso y se queda fuera, habría estado una vuelta rodando con intermedios mientras toda la parrilla estaba con neumáticos de seco, por lo que podría haber perdido alguna posición más.

Esta fue la última vez que se entró en box para cambiar neumáticos, los duros llegaban hasta el final y para adelantar ya hacían falta heroicidades. La carrera se configuró con Pérez primero, Sainz segundo, Verstappen tercero y Leclerc cuarto. Todos muy cerca. Carlos Sainz trató en muchas ocasiones el adelantamiento sobre el mexicano, pero la pista aún estaba delicada y casi pierde el control de su monoplaza en la recta de meta. Algunas vueltas después del cambio a neumáticos de seco, Mick Schumacher sufrió un fuerte accidente, sin consecuencias físicas, y provocó una bandera roja.

La carrera se detendría unos instantes, por lo que ya no terminaría por número de vueltas sino por tiempo, debido a que se superó el limite de dos horas. La pista estaba mejor al terminar la bandera roja, pero se optó por una salida lanzada en lugar de una en parado por si los dos lados de la parrilla de salida estaban en distintas condiciones de humedad. En la resalida, con toda la parrilla reagrupada, volvimos a ver una decisión extraña de Ferrari. Los Red Bull y gran parte de la parrilla optó por cambiar a neumáticos medios durante la bandera roja, ya que quedaban pocas vueltas y era posible. Pero ellos siguieron con los neumáticos duros.

No obstante, esta elección estuvo cerca de ser muy acertada. Sergio Pérez sufrió graining en sus neumáticos delanteros y era incapaz de girar el coche, algo mortal en Mónaco. Tenía a Carlos Sainz a menos de medio segundo, pero en las calles del principado ni con gran diferencia de neumáticos es posible adelantar. De este modo las posiciones de los 4 primeros no cambiaron. Checo Pérez ganó su tercera carrera en F1 y se acerca a la batalla por el mundial. Sainz terminó segundo y recortó algo a Verstappen, que terminó tercero, y Leclerc, que fue el cuarto. Los lideratos de ambos mundiales no han cambiado, Verstappen lidera el de pilotos y los austriacos el de constructores. Cabe destacar que no se conoció el resultado final hasta mucho después de finalizar la carrera, porque Ferrari presento una reclamación contra ambos Red Bull por pisar la línea de salida de boxes. Finalmente, la protestó no llegó a mayores y todo terminó igual.

En el resto de la parrilla no hubo excesivo movimiento. Russell volvió a firmar una carrera sólida con un quinto puesto, con su compatriota Norris siguiéndole en la sexta posición. Fernando Alonso terminó en séptima posición en un fin de semana muy sólido, manejó el ritmo a su antojo y frustró a Hamilton, que no pudo pasar de la octava posición. El noveno era Esteban Ocon, que se ha visto superado por su compañero Alonso todo el Gran Premio, pero recibió una sanción de 5 segundos tras un toque con Hamilton y terminó fuera de los puntos. Así, los últimos pilotos en puntuar fueron Valtteri Bottas noveno y Sebastian Vettel décimo.

Esto fue lo más relevante de un Gran Premio de Mónaco del que ha habido muchas más cosas que comentar que en la mayoría de ediciones anteriores. En un circuito peculiar se ha comprimido la pelea por el mundial, Fernando Alonso sigue resarciéndose de su mala fortuna y Mercedes esta vez no pudo estar cerca de los dos equipos punteros. Veremos como sigue esta bonita temporada el fin de semana del 12 de junio en las calles de Bakú, otro circuito urbano que siempre regala buenas carreras.

Imagen proporcionada por el equipo Oracle Red Bull Racing

CesarRodriguezRivera
Acerca de César Rodríguez Rivera 8 Articles
Estudiante de periodismo de la UEX Colaborador de MotoSportsOn

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.