El sistema de climatización de los coches, según Talleres Murillo

Según Talleres Murillo, los talleres de confianza de Monzón (Huesca) especialistas en mantenimiento y reparación de vehículos, el sistema de climatización de coche debe cuidarse y mantenerse en perfectas condiciones para evitar tener problemas.

Algunos de los fallos que puede ocasionar el tener en malas condiciones el sistema de climatización, pueden ser:

  • Mayor consumo del vehículo. Malos olores en el interior del coche a causa de la contaminación del aire con bacterias y microorganismos.

  • Deficiencia en la temperatura de salida, por lo que se deriva en un menor confort cuando hace calor, pues el aire acondicionado del coche no enfría lo suficiente o la calefacción no calienta lo suficiente.

  • Mal desempañamiento de cristales en invierno.

  • Averías que pueden convertirse en costosas, como el compresor, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta la diferencia entre un aire acondicionado y un sistema de climatización, ya que su funcionamiento no es lo mismo. Mientras el primero expulsa el aire a la temperatura indicada, el segundo mantendrá, a través de un sensor, una temperatura constante dentro del habitáculo.

Componentes del sistema de climatización
A continuación se detallan los elementos que componen el sistema de climatización:

  • Compresor. El sistema de climatización funciona gracias a un gas refrigerante. El compresor es la pieza encargada de hacer circular este gas a través del circuito de climatización y subir su presión donde sea necesario.
  • Condensador. Esta pieza transforma el estado del refrigerante de gaseoso a líquido. Este asegura una correcta condensación del refrigerante.
  • Válvula de expansión. Es la encargada de volver a transformar el refrigerante en su forma original de gas a baja temperatura.
  • Evaporador. Es la parte del sistema que absorbe el aire exterior y lo enfría para introducirlo en el interior del coche
  • Aireador. Es la pieza encargada de distribuir el aire refrigerado por todo el interior del vehículo.
  • Deshidratador. Es la parte que protege al compresor, evitando daños y corrosiones por humedades. Esta pieza debe cambiarse normalmente a los 4 años.
  • Filtro de habitáculo. Encargado de velar por la salud, de evitar que se respire partículas de aire con polen, gérmenes, polvo o polución. Este filtro debe cambiarse cada 15.000 km o 1 año.

Para la seguridad en el interior de los vehículos, Talleres Murillo recomienda cambiar de forma periódica los filtros de aire del habitáculo, para proteger contra gases y partículas, y evitar la contaminación del vaporizador, con lo que se mantiene así la eficiencia del sistema de climatización, y minimiza el riesgo de somnolencia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.